(Paraguay) Largas condenas a compañerxs luchadorxs campesinxs, que ningúnx presx revolucionarix quede solx!

masacre-1kfo7le0h06g

Once luchadorxs campesinxs, fueron condenadxs a penas de entre cuatro y 30 años de prisión por un tribunal que sin pruebas los encontró culpables de la llamada “masacre de Curuguaty”.

El compañerx Rubén Villalba, fue condenado a 30 años, + 5 de medidas de seguridad, Luis Olmedo fue condenado a 20 años, Arnaldo Quintana y Néstor Castro Benítez a 18 años, recibieron las penas más altas acusadxs de homicidio doloso y asociación criminal.

María Fany Olmedo, María Dolores López y Lucía Agüero fueron condenadas a seis años. También fueron condenadxs, Adalberto Castro, Juan Carlos Tillería, Felipe Benítez Balmori, Alcides Ramón Ramírez.

Luego de una media hora de suspensión de la audiencia, debido a protestas de la defensa y el público, el tribunal finalmente dio a conocer su veredicto, en medio del griterío de los presentes. Tras la lectura, decenas de personas decidieron permanecer ocupando la sala de audiencias del Tribunal de Justicia deAsunción del Paraguay.

Entre los ocupantes está el abogado Pablo Aguayo, defensor delcampesino Ruben Villalba, quien reiteró que van a permanecer allí hasta ser recibidos por los miembros del tribunal. “Este tribunal fue recusado al comienzo de la lectura del veredicto. No hubo respuestas. Continuaron ejercitando facultades jurisdiccionales que ya no tenían”, denunció Aguayo.

Los magistrados que integraron el tribunal, y que hoy dieron a conocer la sentencia en medio de griteríos e incidentes, se retiraron rápidamente de sala y permanecerían en el edificio. Aguayo dijo que los abogados defensores examinarán la situación y tratarán de evitar incidentes mayores, ya que “si se convoca a toda la gente que está afuera, solidariamente con los campesinos, se puede armar un desastre”, precisó el abogado paraguayo. Afuera del edificio de la Justicia cientos de personas permanecen manifestándose y reclamando la nulidad del juicio, y ante el clima de tensión, hasta se reforzó la guardia en la residencia oficial donde se encuentra el presidente, Horacio Cartes.

Entre otros argumentos, los defensores de los campesinos sostienen que es absurdo que ningún policía haya sido imputado y que no se tuvieran en cuenta las numerosas pruebas que presentaron a favor de sus defendidos. “Esto no termina aquí. Va a seguir y estudiaremos apelaciones y otras instancias legales para que se revise esta vergüenza, este bochorno” dijo el abogado Aguayo.

La llamada “masacre de Curuguaty” ocurrió el 15 de junio del 2012 en un predio rural que está en litigio entre privados y el Estado, cuando policías llegaron con la orden de desalojar a campesinxs que ocupaban el establecimiento. En un confuso choque armado murieron 11 campesinos y seis policías, incidente que derivó en un juicio político al entonces presidente constitucional Fernando Lugo, finalmente destituido por el Congreso.

Coincidimos en declarar este proceso judicial al que fueron sometidos los campesinos y campesinas de Curuguaty NULO de Nulidad Absoluta.

¡Libertad a lxs presxs de Curuguaty!
Marina Kue, pueblo Mba´e.

(info extraída del comunicado solidario emitido en buenos aires y otros medios)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s